¡Celebremos actuando!

INTECO, Mauricio Céspedes

Muchas veces por la fuerza de la costumbre, celebraciones como la del Mes del Ambiente se convierten en moda o festejos de rutina, ocasionando el riesgo de que la esencia de la conmemoración se pierda. 

Aunque en teoría se percibe una mayor conciencia en la sociedad sobre la importancia y el valor de proteger el ambiente, lo cierto es que frente a nuestros propios ojos, una enorme cantidad de recursos naturales se están degradando paulatinamente y otros muchos incluso están desapareciendo. 

Emprender acciones para contrarrestar esta realidad, es cuestión de determinación, voluntad y conciencia, pues existen múltiples iniciativas que se pueden realizar para disminuir el impacto ambiental. Para INTECO, este tema es fundamental, no solo porque nos convertimos en aliados para que muchas organizaciones orienten sus procesos a la sostenibilidad, sino porque realmente estamos convencidos de que urge ayudar al ambiente.

Es por esto que seguimos gestionando cambios desde los comités técnicos que desarrollan normas enfocadas en promover la eficiencia de artefactos domésticos y que significan un ahorro significativo en energía o agua, por ejemplo.

Contamos con normas técnicas que especifican los requisitos para que las duchas y calentadores eléctricos, las refrigeradoras, lavadoras y aires acondicionados maximicen el uso de recursos naturales, que a la vez reducirán los montos de los recibos mensuales de los hogares.

Estos documentos normativos se convierten en una guía para los consumidores que quieren cambiar o adquirir un nuevo producto de este tipo y para que los comercios promuevan un cambio en los costarricenses.

Para quienes trabajamos en INTECO, es importante también sumarnos a la tendencia, que ha venido en aumento en el mundo, de crear clientes ambientalmente responsables, brindando herramientas informativas que permitan diferenciar artículos que comparativamente presenten un mejor desempeño ambiental. 

Para estos efectos, las normas INTE B8 y la INTE B12 establecen los requisitos de otorgamiento y uso de la Etiqueta Ambiental.  De esta forma, un producto identificado con el logo de esta etiqueta indica, según sea su naturaleza, que hace uso sostenible de los recursos naturales que emplea como insumos, utiliza materias primas que no son tóxicas para el ambiente e implementa procesos de producción que involucran menos cantidades de energía o que hacen uso de fuentes de energía renovables, entre otras cosas.

En general, incentivamos una mejor gestión ambiental con las normas que establecen los requisitos que deben cumplir los centros de recarga para vehículos eléctricos, las compras sostenibles, la construcción eficiente a través de la norma RESET y otras prácticas que sabemos aportan en el objetivo de colaborar con el ambiente.

Un eje imprescindible, y en el que nos hemos convertido en pioneros, es en la certificación de carbono neutralidad de casi 90 organizaciones nacionales. Con nuestro trabajo vemos que no solo la naturaleza se ve beneficiada, sino además somos testigos de una mejora en el clima laboral y de un mayor sentimiento de pertenencia de los colaboradores y hasta ahorros económicos importantes.

Innovamos también con herramientas que se encuentran disponibles como la certificación de huella de carbono de producto, huella de agua  y la verificación de inventarios de gases de efecto invernadero (GEI) que le permite a la organización presentar con confianza sus credenciales de conformidad ambiental y logros en la mitigación de GEI.

Como vemos, consumidores, organizaciones e instituciones en general, tenemos el deber y las herramientas para convertir a Costa Rica en un país responsable y activo en el resguardo al ambiente. 

Por lo tanto, el Mes del Ambiente es realmente una fecha para celebrar y esto se hace actuando hoy.