Nueva norma técnica promueve calidad en servicios de empresas de seguridad privada

INTECO, Comunicación
  • Norma proporciona un medio para que las empresas demuestren su compromiso con el respeto, la defensa y la protección de los derechos humanos

  • Autoridades trabajan para otorgar puntaje adicional en concursos de Sicop, a empresas que implementan la norma


Al término del 2018,  Costa Rica registró un incremento  en más de 2 mil casos en asaltos a tiendas, supermercados, gasolineras y otros comercios,  llegando a un total de 11 mil incidentes, de acuerdo con estadísticas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). El caso más reciente sucedió en enero con el asalto a una sucursal bancaria en Coronado.

El Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO) desarrolló  la Norma INTE/ISO 18788:2018 “Sistema de Gestión de Operaciones de Seguridad Privada”, la cual proporciona una guía para las organizaciones que realizan o contraten este tipo de servicios.

Según datos de la Asociación Costarricense de Empresas de Seguridad Privada (ACES),  al menos 25.000  oficiales prestan  servicios de vigilancia en diferentes áreas, tanto comercial como residencial.

Esta norma brinda un marco de referencia para establecer, implementar, operar, dar seguimiento, revisar, mantener y mejorar la gestión de las operaciones de seguridad, así como los principios y de un Sistema de Gestión de Operaciones de Seguridad. 

También, proporciona un medio para que las empresas demuestren su compromiso con el respeto, la defensa y la protección de los derechos humanos, así como  sus obligaciones legales y calidad en la prestación de servicios.

Felipe Calvo, coordinador de Normalización de INTECO explica que “previo a la publicación de esta norma, en el país no existían especificaciones técnicas que determinaran requisitos, consensuados nacionalmente, aplicables para los servicios de seguridad privada, permitiéndoles evidenciar la calidad del servicio prestado y al mismo tiempo el que cumplimiento de los requisitos legales, todo dentro de un mismo sistema  de gestión”.

Según César Tapia, director ejecutivo de ACES, quien participó en el comité técnico que desarrolló la norma “ahora contamos con una herramienta que permitirá a las empresas de seguridad diferenciarse en el mercado al adaptarse a los estándares de alto nivel de un sistema de gestión de operaciones y a los clientes les brinda un respaldo de que su proveedor de seguridad privada ofrece servicios de calidad”.

Para Roberto Méndez, Director de Servicios de Seguridad Privada del Ministerio de Seguridad, se brinda apoyo total a la gestión de homologación de la norma INTE/ISO 18788:2018, ya que es una alternativa viable para elevar el nivel de profesionalismo de las empresas que dan estos servicios “y favorece la calidad técnica y procedimental de su personal, en la mejora del servicio a clientes de este importante mercado”.

“Incluso hemos mantenido reuniones con el Ministerio de Hacienda, para que a nivel del SICOP (Sistema Integrado de Compras Públicas) se fije, dentro del esquema de evaluación de las ofertas que las entidades públicas realizan para contratar servicios de seguridad privados, un puntaje adicional para aquellas empresas de seguridad privada, que aporten en la oferta certificaciones de calidad y especialmente la ISO 18788:2018. Ello vendría a motivar a los empresarios, para que inicien el proceso de certificación correspondiente, pues aquellos que logren ese nivel, estarán en una mejor posición de competir por de brindar servicios de calidad, algo que nos interesa a todos”, agregó.

El Estado constituye un ente regulador y cliente de la seguridad privada, esto debido a que ha delegado una serie de responsabilidades en las empresas de seguridad privada para garantizar el resguardo de la seguridad ciudadana. 

La norma contribuye con el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 16 de la ONU, llamado “paz, justicia e instituciones sólidas” ya que promueven la calidad en estas organizaciones que juegan un papel clave en apoyar la paz, la estabilidad, el desarrollo y las operaciones comerciales, tanto en la protección de los activos como en la imagen y reputación de las empresas y sus clientes.