Costa Rica contará con Distintivo ABS sobre acceso y distribución de beneficios derivados de la biodiversidad

INTECO, Comunicación
  • Distintivo ABS es el primero en Latinoamérica en su categoría y brinda un diferenciador a empresas en el mercado.

  • La ventaja comparativa de los productos puede basarse en el cumplimiento de una serie de valores extra-comerciales establecidos en los convenios sobre biodiversidad biológica suscritos por el país. 

La Comisión Nacional para la Gestión de la Biodiversidad (CONAGEBIO) en alianza con el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO), desarrollaron el Distintivo ABS para aquellos productos que cuentan con buenas prácticas ambientales y así ayudar a los consumidores en la toma de decisiones en la elección de los mismos. 

El Distintivo permitirá a las empresas demostrar el cumplimiento de la normativa y las buenas prácticas de acceso a los recursos genéticos y bioquímicos y la distribución justa y equitativa de beneficios derivados de su utilización, de conformidad con los compromisos adquiridos internacionalmente con la ratificación del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Alexandra Rodríguez V, directora de Normalización de INTECO explicó que “se ha demostrado que las declaraciones ambientales influyen en la decisión de los consumidores a la hora de comprar productos, por lo que esperamos que este distintivo impulse la competitividad de las empresas y las motive a utilizarlo como un elemento diferenciador”.

Además, se refiere a un estudio de Unilever realizado en cinco países en 2016 y que reveló que un 21% de los encuestados elegirían una marca si ésta hiciera visible sus credenciales de sostenibilidad de una manera más clara en sus envases y en su comercialización.

El acceso a los mercados internacionales y las nuevas expectativas comerciales generadas en el contexto de negociaciones comerciales internacionales bilaterales y regionales, han trazado nuevos retos a las empresas, al igual que preocupaciones extra-comerciales para las partes interesadas.

Esto va de la mano con una cultura de sostenibilidad y del uso de los recursos naturales, que se ha convertido en una preocupación constante cuando se valoran los efectos de la atención de la demanda externa generada por nuevas preferencias arancelarias otorgadas por la entrada en vigencia de los TLC.

El Distintivo representa un aliado para las empresas, especialmente para las exportadoras, al brindar un valor agregado relacionado con el empleo de procesos ambientalmente sostenibles. Esto se convierte en un diferenciador en medio de las grandes exigencias de los mercados internacionales.

De allí que la ventaja comparativa de muchos productos puede basarse no solo en la calidad y el precio, sino precisamente en el cumplimiento de una serie de valores extra-comerciales establecidos en los convenios sobre biodiversidad biológica suscritos por el país. 

Esta ventaja comparativa al cumplir con la normativa y las buenas prácticas de acceso a los recursos genéticos y la distribución justa y equitativa de beneficios derivados de su utilización se puede hacer del conocimiento de los consumidores y lograr una mayor preferencia hacia un producto que cumple con estos requisitos.

Haydee Rodríguez Romero, Viceministra de Recursos Naturales a.i del MINAE, explica que “Costa Rica posee el 3,6% de la biodiversidad esperada para el planeta, lo que representa más del 5% de la biodiversidad a nivel mundial. Esto demanda una gran responsabilidad para el país que implica encaminar esfuerzos para conservarla, usarla de manera sostenible y garantizar una distribución justa y equitativa de los beneficios que esta aporta”.

Desde el año 2014, la compañía de cosméticos CHANEL PARFUMS BEAUTE inició investigaciones con Café Verde procedente de la península de Nicoya, con el objetivo de integrarlo a una formulación cosmética. Todo este proceso se llevó a cabo bajo la supervisión y regulación de la Comisión Nacional para la Gestión de la Biodiversidad (CONAGEBIO), autoridad nacional competente sobre el acceso a los recursos genéticos y bioquímicos de la biodiversidad.

Haydee Rodríguez menciona que esta experiencia fue de gran motivación para la CONAGEBIO en la búsqueda de mecanismos que permitieran enriquecer las alianzas con el sector productivo del país y estimular las iniciativas nacionales en el estudio de la biodiversidad, con el fin de usarla de manera sostenible.

Ángela González Grau, Directora Ejecutiva de la Oficina Técnica de la Comisión Nacional para la Gestión de la Biodiversidad, manifiesta que “en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica y la normativa nacional, la CONAGEBIO desarrolló  este  Distintivo sobre la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los elementos y recursos genéticos y bioquímicos de la biodiversidad, como uno de los incentivos previstos en el Reglamento a la Ley de Biodiversidad, el cual es pionero a nivel latinoamericano”.

El Distintivo podrá ser utilizado en productos comercializados dentro o fuera del país, elaborados con dichos recursos, ya sean de la biodiversidad silvestre o domesticada, terrestre, marina, de agua dulce, in situ o ex situ, que se encuentran en el territorio nacional. Además, podrá ser incluido en los empaques, la publicidad y la documentación de los productos relacionados con el permiso de aprovechamiento económico aprobado.

Este Distintivo tiene como finalidad promover la valorización de la diversidad biológica y de los productos desarrollados a partir de la utilización de los recursos genéticos y bioquímicos. Le otorga una ventaja comercial a los interesados que cumplan con la normativa correspondiente en el caso específico de los permisos de aprovechamiento económico y además proporciona a los consumidores información precisa y verificable, respecto a que un usuario cumplió con la normativa relacionada al acceso y que efectivamente se llevó a cabo una distribución justa y equitativa de beneficios con los proveedores de los recursos utilizados.

Es importante señalar que este Distintivo se desarrolló con el apoyo de la GIZ, en el marco del Programa “Promoción del potencial económico de la biodiversidad de manera justa y sostenible para poner en práctica el Protocolo de Nagoya en Centroamérica y República Dominicana (Acceso y Participación en los Beneficios)” (Programa ABS/ CCAD/ GIZ).