Ascensores cuentan con requisitos de seguridad para su construcción e instalación

INTECO, Comunicación Inteco
  • Las normas brindan guía sobre cómo llevar a cabo un mantenimiento correcto

¿Cuántas veces al día utiliza usted un ascensor? Es común encontrarse con edificios y comercios, tanto en el Área Metropolitana como fuera de ella, que cuentan con elevadores. 

Con el objetivo de asegurar el correcto funcionamiento de los elevadores y prevenir accidentes graves relacionados con ellos, el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO), desarrolló con la ayuda del sub comité nacional de expertos INTE CTN 06 SC 19 Elevadores, dos normas que establecen los requisitos de seguridad para la construcción e instalación de estos sistemas de transporte.

Se trata de la INTE C301:2017 Requisitos de seguridad para la construcción e instalación de ascensores. Parte 1: Ascensores eléctricos y la INTE C302:2017 Requisitos de seguridad para la construcción e instalación de ascensores. Parte 1: Ascensores hidráulicos.

Felipe Calvo, coordinador de Normalización de INTECO explica que “en las normas se encuentra información sobre la fabricación, la instalación, las dimensiones del ducto y de las partes del ascensor según la cantidad máxima de personas, así como de los requisitos de resistencia para asegurar el correcto funcionamiento y una guía para efectuar una inspección y mantenimiento adecuado”.

Es decir, dentro de las normas se especifican todas las medidas de seguridad que deben de cumplir estos equipos junto con las recomendaciones del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica.

Estos lineamientos son de gran utilidad para quienes adquieren estos productos así como para aquellos que ya cuentan con uno, ya que puedan inspeccionar y verificar el correcto funcionamiento y seguridad. 

Ian Buschenfeld, miembro del subcomité que desarrolló las normas y representante del sector fabricante e instalador de ascensores, asegura  que “las normas tienen la finalidad de garantizarle al usuario final un producto seguro y eficaz y al mismo tiempo eliminar del mercado los productos hechizos o caseros que no le brindan ningún tipo de seguridad al usuario”.

Buschenfeld es enfático al afirmar que el usuario pocas veces puede reconocer la diferencia entre un ascensor de calidad y uno sin estos parámetros, ya que a la vista los productos son muy parecidos .

Las normas, además de ser utilizadas por los fabricantes, son de gran utilidad para quien comercializa estos productos, aquellos que los instalan y los responsables de las instalaciones.